Tel. (55) 6363 5414 informes@caviroad.com.mx

Cursos de motocicleta

El andar por motocicleta por la ciudad es un asunto serio, por un lado, representan el ahorro de una buena cantidad de tiempo durante los traslados, así como de tiempo y dinero, pues este vehículo de dos ruedas gasta mucha menos gasolina que un auto. Asimismo, también es importante que sepas manejar lo mejor posible, por lo que se recomienda asistir a cursos de motocicleta.

Es imprescindible revisar el estado general del vehículo como la presión de los neumáticos, que los faros funcionen correctamente, frenos, aceites, anticongelante, la transmisión, los filtros, espejos, etc.

Lo primero que tienes que tener es tu equipo de seguridad como los de Shark, puedes escoger entre una gran variedad de casos que tienen diversas características de las cuales podrás seleccionar lo que más te convenga. Es importante tener unos buenos guantes, te darán agarre al volante, en consecuencia, más seguridad.

En ese mismo tenor, tu equipo de seguridad no está completo sin las chamarras para motociclista, que están equipadas con protecciones que te evitarán lesiones en el cuerpo en caso de un accidente. También es importante tener un buen calzado, generalmente se utilizan botas pues dotan de mayor estabilidad a los pies que forman parte importante durante el manejo.

¿Cómo empiezo a manejar una moto?

Antes de aprender a manejar moto, es preciso asegurarnos que la motocicleta está en perfectas condiciones, no está de más darle una checada rápida al nivel de aire de las llantas, si la cadena está engrasada, que los frenos funcionen correctamente… etc. Otro punto importante es que no es fácil saber cómo mover la moto cuando está estacionada.

Sostener la moto

Que no se caiga, depende mucho del tipo de moto del que se trate, su peso y la altura de su centro de gravedad, qué tipo de movimiento queramos hacer, así como el peso y altura del piloto. No es recomendable intentar manejar una moto demasiado grande o pesada si tu complexión es delgada y de baja estatura, puede que no la aguantes.

Para caminar en línea recta con ella lo más sencillo es agarrar de ambos lados el volante, con una mano en cada puño. Sin embargo, a la hora de girarla, en una moto trail alta y de manillar ancho como la de la imagen, no alcanzaremos a hacer el movimiento con los brazos.

Ubicar sus partes

Y arriba de la moto, se puede ubicar la palanca de aceleración que se gira para atrás y está en el volante del lado derecho, asimismo, del lado del pie derecho. La aceleración es un tema delicado pues hay que conocerlo para accionarlo con precaución para que no de un arrancón brusco. También con la mano derecha se frena más frecuentemente, cuya fuerza recae en la llanta delantera.

Embrage y cambios

Hemos llegado a nuestro sentido zurdo, la parte izquierda del cuerpo será la encargada de cambiar de marchas. Gran parte de las motos, a excepción de las automáticas, tiene una caja de cambios manual, existe una especia de pedal que acciona el embrague de la moto, lo que ocasionará la “separación” del motor de la transmisión, así que si la caja de cambios estuviese en posición central, aunque la marcha esté engranada, la moto no podrá moverse.

Se tiene que presionar el botón del volante al momento de mover la placa de cambios para llevar una marcha mayor o menor, a manera de clutch. Posteriormente, podrás soltar delicadamente el embrague para que el movimiento se transmita sin que el motor pueda llegar a dañar la transmisión.

Encender el motor

Las motos que son más modernas como las Harley-Davidson no necesitan de un arranque a través de una palanca como antiguamente se estilaba, pues hoy en día funcionan con un arranque eléctrico. Antes de arrancar, debes asegurarte que tienes la velocidad en neutral, también es recomendable tener los dos pies apoyados en el suelo para tener un mejor equilibrio… ahora sí ¡en marcha!

Recuerda que el botón que enciende el motor debe de estar ON, préndela con la llave y de inmediato se iluminará el tablero. Cuida que la “N” se encuentre en verde neutral, lo que significa que está encendida. Recuerda que algunas motos requieren apretar el embrague mientras se enciende el motor.

Una vez en marcha, presiona la palanca del embrague así como la palanca de cambios, muévela hacia abajo para tomar la primera velocidad, suéltala poco a poco, para comenzar a acelerar hasta que esté en marcha totalmente. Continúa así hasta que escuches que el motor se fuerza un poco, ahí es cuando necesitarás pasar a otra velocidad.

La verdad es que es más fácil escribirlo que hacerlo, cuando uno anda despacio, mover el volante hacia el lado al que queremos dirigirnos es muy fácil, pero cuando vamos por encima de los 10 kilómetros por hora es un poco más difícil controlarlo, por lo que deberás sostenerlo con firmeza.

Votación
¿Qué te ha parecido el artículo?
[Total: 1 Average: 5]